Abramos las Escuelas
niño en aula

Clases 100% presenciales, lo antes posible y en todo el país.

Durante 2020 expresamos como docentes nuestra preocupación por la situación y pedimos la vuelta a las clases presenciales.


En aquel momento advertimos sobre las graves consecuencias que generaba mantener las escuelas cerradas desde el DNU presidencial de marzo y durante todo 2020.


A medida que fue avanzando el año esos problemas se agravaron, mientras la evidencia científica confirmaba una y otra vez que abrir las escuelas no era especialmente riesgoso para la propagación del virus. La visibilidad que le pudimos dar al tema entre padres, docentes y otros sectores fue construyendo una clara mayoría social que hoy reclama con firmeza y convicción que es imprescindible volver a las clases presenciales.


Este reclamo tiene tal magnitud que, en las últimas semanas, muchos de los que deben decidir al respecto (y que en su momento habían decidido el cierre) cambiaron de opinión y ahora defienden la presencialidad.


La cuarentena iniciada en marzo de 2020 tenía como objetivo, según se dijo, ¨preparar el sistema de salud para que no se sature¨. Nosotros pensábamos que, además, había que preparar el sistema educativo para reabrir las escuelas lo antes posible. Hoy vemos que, en la mayoría de los casos, eso no sucedió.

  • Necesitamos tener un plan claro para que se retomen, lo antes posible, las clases con un 100% de presencialidad en todo el país. 
  • Si bien la vacunación no es condición para volver a las aulas, creemos que hacen falta certezas. No es bueno hacer anuncios y después quedar, como estamos viendo, muy lejos de cumplir con lo prometido. 

  • La mayor o menor presencialidad no debe ser una variable de la negociación de la paritaria nacional docente. 

  • Todos los ciudadanos, y esto incluye a los docentes, tenemos que enseñar en libertad y opinar sin restricciones, en algunos lugares del país esto no sucede y la situación es especialmente preocupante. 

  • Necesitamos protocolos que den un marco claro, y que esta vez sí sea considerada la situación de cada provincia, ciudad y escuela. 

  • Hace falta un proyecto de revinculación según el contexto de cada escuela para que los equipos docentes puedan buscar la reincorporación de los chicos que pueden abandonar el sistema educativo y rearmar los programas para recuperar el tiempo perdido.

  • Planificar la manera de afrontar una posible nueva ola que obligue a cerrar por algunas semanas en algunos lugares puntuales, no se puede volver a improvisar al respecto.  

Nuestro país necesita que, lo antes posible, todos los chicos vuelvan a la escuela.

Ese es nuestro compromiso como docentes y para eso vamos a trabajar, incansablemente, hasta lograrlo.

Docentes de Ciudad de Buenos Aires y provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Catamarca, Salta, Chaco, Neuquén, Santiago del Estero, Río Negro, Jujuy, Tucumán, Mendoza, Misiones, La Pampa